Conozco a una mujer

que tiene el fuego en el alma y en el pelo,

en la voz cristales de arcoíris

y auroras australes,

que perfuma a dahlia y a collar de chaquira,

que canta,

baila

y ya no sabes

si tiene de las flores las plumas

o pétalos de aves.

Para Martha Moreleón, su maravilloso grupo y su espléndida voz.

Advertisements