la foto

Aunque pudo parecerlo, el numeroso público que ayer participó en el Día de la Lusofonía en el V LEA no asistió a una reunión familiar. La escritora Ana Paula Maia y el cantante y actor André Maia comparten apellido, amor a la cultura y una misma lengua, el portugués, aunque con maticez distintos.

Brasileña de Río de Janeiro ella, portugués de Lisboa él, ambos tienen pelo muy negro y son muy guapos, pero si ella es la señora de las letras, y habló de sus libros con calma escalofriante, él fascinó con la energética interpretación de los fados más bellos junto con su fantástica Band.

Los temas de la literatura de Ana Paula Maia son fuertes y amargos: la muerte, la violencia y todo lo que puede resumirse en “la saga de los brutos”, su trilogía de novelas. Los temas de las canciones de André Maia son fuertes y dulces, de esa dulzura que linda con la amargura, y resumen la esencia de la lusofonía europea: el amor, la saudade, Lisboa, Amalia, la libertad.

Si la escritora escarbó en la realidad, aunque fuera la más sórdida y difícil, para levantar el velo romántico que la cubre, el intérprete contribuyó a tejer ese velo, para mejorar una realidad a veces difícilmente aguantable.

Y una última cosa tienen en común los dos artistas: esperamos de ellos la publicación de sus obras en Grecia. Ana Paula Maia, como muchos autores brasileños, todavía no está traducida al griego, y de André Maia saldrá pronto un cd muy esperado.

¡Ven al LEA!

Advertisements